La pornografía infantil prolifera en la red. Puede intentar esconderse de las autoridades usando la dark web y realizando todas las transacciones con Bitcoin pero, hay buenas noticias. En los últimos días, el mayor mercado de pornografía infantil de la dark web se cerró. No solo con el fin de la página “Welcome to video”, sino también con la detención de 337 usuarios del servicio de intercambio de imágenes y vídeos con contenido pornográfico de 38 países y con 23 niños sacados del mercado del abuso infantil. El sitio era administrado por un usuario surcoreano de 23 años, ahora inscrito en el registro de sospechosos de los Estados Unidos, que fue arrestado ya en marzo del año pasado en su país.

Todo esto ha ocurrido rastreando las transacciones en Bitcoin después de que una fuente anónima informara sobre el caso. Esta moneda digital se utilizó para cargar y descargar el material de pornografía infantil. Y solo se podía acceder a él a través de la dark web, una red informática que garantiza el anonimato de los usuarios. Pero debido a un error de configuración del servicio, los investigadores pudieron rastrear las direcciones IP del servidor de la plataforma.

¿Cómo funcina el servicio? Cada usuario, después de crear su propia cuenta, recibe una apartado de Bitcoin donde poder administrar sus operaciones, además de un mecanismo de recompensa a los mismos usuarios. Sin embargo, en la página de inicio del sitio, el mensaje era claro: “No cargue pornografía para adultos”.

Un millón de cuentas de Bitcoin. Este es el “presupuesto” de ” Welcome to video” para atender, al menos, a un millón de clientes de los cuales, por el momento, tan solo han sido identificados 337.