“Lanzada en esa acera, aterrorizada y humillada, me preguntaba si mi vida aún tenía sentido. Había estudiado, tenía una licenciatura en informática. Y estaba de camino a un país extranjero, del cual no sabía nada, obligada a hacer ese “trabajo”, como si fuera cualquier otro. Pero eso no es un “trabajo”: es violencia, abuso, esclavitud. Si me hubiera obligado a permanecer en ese camino, hubiera sido mejor morir. Era como si ya estuviera muerta». (Discurso al papa Francisco)

Blessing Okoedion es una nigeriana de 31 años, del estado de Edo. En su país se graduó en informática y, engañada por las promesas de aquellos que no creía que fueran traficantes de personas, en 2013 se convenció, engañada, en abandonar su tierra para ir a Italia, donde le habían ofrecido un trabajo en una tienda de informática. Sin embargo, el trabajo resultó ser inexistente, de hecho, esa propuesta fue una estafa, ya que la obligó a prostituirse bajo el control de la mafia nigeriana.

“Yo también fui una de esas mujeres. Llegué a Europa en 2013 con una visa de trabajo de dos años. Pero todo fue un engaño. Cuando llegué a Italia, descubrí que el trabajo que me habían propuesto no existía. Mis explotadores me dijeron que les debía 65 mil euros y que tendría que devolverlos mediante la prostitución. En ese momento me di cuenta de que había caído en manos de traficantes de personas”.

Blessing, sin embargo, no se dejó abrumar por las fuerzas oscuras que la mantenían esposada y a través de la ayuda de la casa Rut de Caserta, una estructura que se ocupa de la recepción de mujeres jóvenes migrantes solas o con niños en situaciones difíciles, consiguió liberarse de la mafia.

“Gracias a sor Rita Giaretta y la Casa Rut de Caserta, pude volver a ponerme de pie, recuperar mi dignidad y luchar por la libertad de otras mujeres y niños africanos, diciendo “No a la trata de personas”.

Estas son las palabras de Blessing durante la ceremonia en Washington, donde el Departamento de Estado le otorgó el título de “TIP Report Heroes Acting to End Modern Day-Slavery”, o “Heroína comprometida con el cese de la esclavitud moderna”.

Hoy, Blessing trabaja para que cada vez menos niñas migrantes se encuentren en su situación pasada, colabora con Ruth y también ha publicado un libro: “El coraje de la libertad. Una mujer que salió del infierno del tráfico” por Blessing de Okoedion con Anna Pozzi (Paoline, 2017)

El sábado 28 de marzo, Blessing Okoedion estará presente en la conferencia Protection4kids en Castelfranco, en el hotel Fior, para compartir su experiencia.

«Me gustaría que otras mujeres y niñas nigerianas conozcan mi historia para que puedan superar el miedo y romper las cadenas invisibles de esta esclavitud. Tenemos que unir nuestras voces para decir “fin” a la trata de personas».