RASHFORD, SANCHO E SAKA

 

La victoria de Italia sobre la selección nacional inglesa en la final de la Eurocopa de la UEFA de 2020 fue sin duda un momento importante para nuestro país. Después de 120 emocionantes minutos, Italia le ganó a Inglaterra 3 a 2 en los penales.

Fue previsible la delusión de la parcialidad inglesa ante la derrota de su equipo después de un campeonato tan apasionante. Menos previsible fue el alcance de los mensajes y de los comentarios racistas lanzados hacia algunos jugadores ingleses, en particular Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka. Los tres jugadores, que no lograron convertir sus penales en goles, son de piel negra.

El racismo representa desde siempre un gran problema en el Reino Unido.

Algunos acontecimientos recientes, como por ejemplo actos vandálicos hacia el mural dedicado al jugador inglés en su ciudad de origen, Manchester, son un ejemplo rotundo y concreto del sentimiento racista presente en una parte de la población inglesa. En los días siguientes a estos actos vandálicos, hubo casi una procesión de personas procedentes de muchas partes del país que quisieron testimoniar su apoyo al joven jugador, cubriendo las escritas racistas con comentarios positivos y agradecimientos. De hecho, Rashford fue protagonista de la campaña #freeschoolmeals para asegurar una comida caliente a los niños que viven en situaciones de dificultad y que durante la pandemia y el cierre de las escuelas no tenían la posibilidad de acceder a una comida caliente. En poco tiempo, con apenas 23 años, Rashford logró recaudar 20 millones de libras esterlinas.

Algunos días tras el partido, Rashford publicó un post en las redes sociales en las que pedía disculpas por su performance, pero en el cual especifica que no se disculpa por quién es y tampoco por su procedencia.

También el entrenador del equipo inglés Southgate se expresó al respecto, diciendo que la respuesta racista a la final por parte de fanáticos es para considerarse ‘imperdonable’, al igual que el Príncipe William que en un tweet definió esos comentarios como “despicable”, es decir despreciables. La ‘FA’ , la asociación de fùtbol condenó todas las formas de discriminación que siguieron los episodios de racismo online hacia los jugadores ingleses.

Vale la pena aclarar, que el problema del racismo, aunque esté fuertemente radicado en la historia de Inglaterra, no está absolutamente limitado al territorio británico, sino que es un problema global.

También nosotros de Protection4kids condenamos los episodios de racismo citados anteriormente, pero al mismo tiempo queremos dejar en claro nuestra apreciación hacia personas como Marcus Rashford y quienes lo apoyan. Personas que luchan cada día por mejorar las condiciones de vida de aquellos que se encuentran en situaciones de pobreza y dificultad, debido a la discriminación en cualquiera de sus formas, ya sea, por su género, su procedencia, su etnia y/o su grupo social.